El Cartógrafo

El teatro es cartografía. Como en el mapa, en el escenario todo debe responder a una pregunta que alguien se ha hecho. Como en el mapa, en el escenario lo más importante es decidir qué se quiere hacer visible y, por tanto/ qué se deja fuera. En el escenario, como en el mapa/ siempre se toma partido.

 

El cartógrafo reclama una puesta en escena que sea, con especial intensidad, cartográfica. Dado que en su centro se halla un acontecimiento irrepresentable, la obra exige preguntarse una
y otra vez qué ofrecer al ojo y qué ocultarle para que la 1mag1nac1on vea.

 

Los grandes actores dan, al ojo y a la imaginación, mucho con muy poco. Blanca Portillo y José Luis García-Pérez son, en el escenario, enormes cartógrafos. Alejandro Andújar, Mariano García, Juan Gómez-Cornejo, Carlos Martínez-Abarca y quien esto firma les hemos ayudado a trazar el mapa.

Juan Mayorga

SINOPSIS

En la Varsovia de nuestros días, Blanca oye la leyenda del cartógrafo del gueto. Según esa leyenda, un viejo cartógrafo se empeñó, mientras todo moría a su alrededor, en dibujar el mapa de aquel mundo en peligro; pero como sus piernas ya no lo sostenían, como él no podía buscar los datos que necesitaba, era una niña la que salía a buscarlos para él. Blanca tomará por verdad la leyenda y se lanzará a su vez, obsesivamente, a la búsqueda del viejo mapa y, sin saberlo, a la búsqueda de sí misma. El cartógrafo es una obra – un mapa – sobre esa búsqueda y sobre aquella leyenda.

USO DE COOKIES

Le informamos de que esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies